MI HERMANDAD EN EL RECUERDO


Siempre he pensado que una cofradía no es una hermandad. La hermandad es mucho más. Simboliza la unión y la convivencia entre hermanos. Para mí eso es la hermandad de Jesús Despojado, realmente una familia.
Recuerdo la primera vez que te vi, estaba en la puerta de mi casa y de repente escuché el sonido de los tambores muy cerca, busqué entre la gente y te vi en unas andas pequeñas, jamás se me olvidará.


Especialmente recuerdo de joven los jueves de pasión, cuando preparábamos el Vía Crucis, pinchamos flor con una ilusión y ganas desmedidas para transmitir al mundo que contigo, en la calle, todo sería distinto. Parecía que a tu lado las personas serían mejores.


El recuerdo, más bonito, que guardo en el corazón son las noches previas al Domingo de Ramos en el colegio, donde todos “íbamos a una”, donde se compartía todo y faltaban manos para hacer cualquier cosa; cualquier persona que se presentará era imprescindible, nadie sobraba y siempre bajo tu amparo, tu protección y tu mirada.


Recuerdo esas mañanas de Domingo de Ramos cuando el traslado se hacía amaneciendo. Era un momento mágico, antes de llegar al colegio. Se congregaban pocas personas, pero esos instantes, que aún guardo en mi memoria, eran muy especiales.
Recuerdo esos Domingos de Ramos reparando las cestas de los niños, preparadas con tanta ilusión, pensando en que todo va a salir perfecto, acompañándote y haciendo estación de penitencia como en pocas hermandades se hace; desde el silencio.


Recuerdo las caritas de tantos pequeños cerca de ti, las miradas de emoción, las sonrisas, las sensaciones a flor de piel y todos a tu paso quedaban prendados de tu hermosura.


Recuerdo a personas que han marcado mi vida cofrade, implicadas en la entrega a los demás, llevando la caridad como bandera y emblema del buen cristiano. Cuando me he sentido perdida, gracias a este valor, he encontrado el camino hacia Jesús y mis hermanos.


Recuerdo todo lo que hemos vivido en cada época del año, hermanos: sentimientos encontrados, todo lo que hemos compartido, unidos, en una misma figura; Jesús Despojado.


Si algo llevo en el recuerdo, es a cada persona y a cada hermano con el que he compartido un trocito de vida cofrade y en hermandad. Hermanos que ya no están, por distintas circunstancias, y otros que caminarán junto a mí siempre.


Autora: N.H.Dña. Laura Muñoz Rodríguez

Categorías: Despojado

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.