SAN SIMÓN DE ROJAS Y EL DULCE NOMBRE

En un día como hoy vamos a tratar de conocer un poco más a San Simón de Rojas (del cual la Hermandad posee una reliquia), gran difusor de la devoción al Dulce Nombre de María, ayudados de la biografía oficial que el Vaticano aporta sobre este santo.

San Simón de Rojas, trinitario, nació en Valladolid (España), el 28 de octubre de 1552. A los doce años, ingresó en el convento trinitario de su ciudad natal, en el que hizo la profesión religiosa el 28 de octubre de 1572. Cursó los estudios en la universidad de Salamanca entre 1573 y 1579. Enseñó filosofía y teología en Toledo desde el año 1581 hasta el 1587. A partir de 1588, hasta su muerte, ejerció con grande prudencia el oficio de superior en varios conventos. En el mismo periodo, fue enviado como Visitador Apostólico a su Provincia de Castilla, en dos ocasiones, y a la de Andalucía, en una. El 14 de abril de 1612 fundó la Congregación de los Esclavos del Dulcísimo Nombre de María. En 1619 fue nombrado Preceptor de los Infantes de España. El 12 de mayo de 1621 fue elegido como confesor de la Reina Isabel de Borbón. Murió el 29 de septiembre de 1624.

Su canonización dentro de las celebraciones de este Año Mariano, recompensa dignamente a quien, por su tierna devoción a María, Lope de Vega llegó a equiparar con San Bernardo de Claraval y con San Ildefonso de Toledo. Fue su madre, la virtuosa Constanza, quien imprimió e hizo germinar en el alma de Simón el amor a María. El culto que Constanza, junto con su marido, Gregorio, tributaba constantemente a la Santísima Virgen, explica el porqué Simón, cuando pronunció sus primeras palabras, a los 14 meses de edad, siendo de pequeño algo retardado y balbuciente, dijese: “Ave, María”. No hacía otra cosa que repetir la plegaria tan frecuentemente recitada por sus padres.

Su mayor gozo era el visitar los santuarios marianos, orar a María, imitar sus virtudes, cantar sus alabanzas, resaltar la importancia de la Santísima Virgen en el misterio de Dios y de la Iglesia. A través de profundos estudios teológicos, comprendió cada vez mejor la misión de María en la salvación del género humano y la santificación de la Iglesia. Vivió sus votos religiosos con el estilo de María. Pensaba que para ser todo de Dios, como Ella, era necesario hacerse esclavos suyos, o mejor, esclavos de Dios en María. Fue por ello por lo que fundó la Congregación de Esclavos del Dulcísimo Nombre de María, para la mayor gloria de la Trinidad y la alabanza de la Virgen, al servicio de los pobres. Para él, ser esclavo de María quería decir pertenencia total a Ella: Totus tuus, para unirse más íntimamente a Cristo y en él, por el Espíritu, al Padre.

La Congregación por él fundada era de carácter laical. A ella podían adherirse personas de todo rango social. Los inscritos, entre los que figuraban el rey y sus hijos, se obligaban a honrar a María, asistiendo maternalmente a sus hijos predilectos: los pobres. Esta obra subsiste todavía hoy en España. Simón de Rojas, que era considerado uno de los más grandes contemplativos de su tiempo, y que en la obra La oración y sus grandezas demuestra ser un gran formador de almas de oración, quería que a la dimensión contemplativa se uniese la activa, las obras de misericordia. Fiel al carisma trinitario, promovió redenciones de esclavos, remedió numerosísimas necesidades de los pobres, consoló enfermos, desheredados y marginados de todo tipo. Cuando recibió encargos en la Corte, puso como condición para aceptarlos el poder seguir ocupándose de sus pobres, a los que ayudaba de muchas maneras, siempre con alegría a cualquier hora del día o de la noche.

 

Son numerosísimas las expresiones de su amor a María. Los pintores que han inmortalizado su figura, ponen siempre en sus labios el saludo “Ave, María”, por él pronunciado con tanta frecuencia que familiarmente era llamado “el Padre Ave María”. Hizo imprimir millares de estampas de la Virgen Santísima con la inscripción “Ave, María”, estampas que enviaba también al extranjero. Hizo confeccionar rosarios con 72 cuentas azules sobre cordón blanco, símbolo de la Asunción y de la Inmaculada, como recuerdo de los 72 años que, según la creencia de la época, había vivido la Virgen, y los difundió por doquier. Valiéndose de su influencia en la Corte, hizo que se esculpiese con letras de oro sobre la fachada del Palacio Real de Madrid el saludo angélico que él tanto amaba: “Ave, María”. El 5 de junio de 1622, pidió a la Santa Sede la aprobación de un texto litúrgico por él compuesto en honor del Dulcísimo Nombre de María, texto que más tarde el Papa Inocencio XI extendió a toda la Iglesia.

Las honras fúnebres que se le tributaron a su muerte, acaecida el 29 de septiembre de 1624, asumieron el aspecto de una canonización anticipada. Durante 12 días, los más famosos oradores de Madrid exaltaron sus virtudes y santidad. Impresionado por la veneración unánime que se le rendía, el Nuncio del Papa, algunos días después de su muerte, el 8 de octubre siguiente, ordenó que se iniciasen los procesos, en vista a su glorificación por parte de la Iglesia.

Reconocida la heroicidad de sus virtudes por Clemente XII, el 25 de marzo de 1735, fue beatificado por Clemente XIII, el 19 de mayo de 1766. Y hoy, 3 de julio de 1988, el Papa Juan Pablo II inscribe en el Catálogo de los Santos a este gran siervo de María y padre de los pobres.

DULCE NOMBRE DE MARÍA

Hoy es sin lugar a dudas un día de fiesta para la Hermandad por celebrar hoy la Iglesia la festividad del Dulce Nombre de María, y tener por suerte nosotros tan hermosa advocación por Titular y Madre en nuestra corporación.

 

Es por esto que para celebrar tan gozosa festividad, en el día de hoy a las 20:30  horas tendrá lugar en nuestra Parroquia de San Emilio Función Solemne a María Santísima del Dulce Nombre de María presidida por el Vicario Territorial I de la Archidiócesis de Granada M. I. Rvdo. P. D. Francisco José Tejerizo Linares CSsR.

Así mismo desde el día de hoy antes de la Función, como los jueves 14, 21, y 28 del presente en horario de 20:00 a 21:30 horas en la Casa de Hermandad, se podrá proceder a retirar las papeletas de sitio para el Vía Lucis de Reglas que tendrá lugar el próximo domingo 1 de Octubre, primer domingo del citado mes.

En días de tanto gozo para la Hermandad, no dejamos de invitar a todos los hermanos a participar de estos momentos de culto, oración y fraternidad.

MARÍA SANTÍSIMA DEL DULCE NOMBRE VESTIDA PARA SUS CULTOS

 

En el día de hoy 8 de Septiembre, festividad de la Natividad de María, María Santísima del Dulce Nombre ha amanecido vestida por D. Francisco Garví para su Triduo y Función Solemne que tendrá lugar los próximos días 9, 10, 11 y 12 del presente.

Nuestra titular viste saya azul de terciopelo de seda bordada en oro por los talleres García y Poo, y manto también azul donado por un grupo de hermanos.

Así mismo luce tocado que combina un cuello de Guipur con un encaje tipo duquesa, ambas piezas ofrecidas como donación por hermano.

De igual manera San Juan Evangelista titular de nuestra corporación, ha sido vestido con túnica de terciopelo de seda verde, utilizada en su bendición, ceñida con cordón de oro y mantolín burdeos brocado en oro, regalo de un grupo de hermanos.

 

Fotografías: Carolina Fernández

CAMPAÑA “AYÚDANOS A AYUDAR”

Como cada año, la Hermandad desde la Diputación de Caridad, pone en marcha la campaña de recogida de material escolar para colaborar con la Asociación Almajáyar en Familia.

En esta ocasión la recogida no solo se circunscribe al ámbito de la Hermandad, entidades y comercios de nuestro barrio, abren sus puertas a esta iniciativa de la Hermandad y colaboran como espacios de recepción de material escolar.

No dejes de colaborar, ¡ AYÚDANOS A AYUDAR!

LOTERÍA DE NAVIDAD

Como es habitual, la Hermandad pone a disposición de todo aquel que desee  lotería de Navidad con el número 17556.

La misma se puede adquirir en la Casa de Hermandad los jueves de 20:00 a 21:30, en el bar del Centro Cívico Marqués de Mondéjar, o contactando con el Tesorero segundo NHD. Jose Miguel Gómez en el teléfono 629765536.

Carta del Hermano Mayor

Querido hermano:

Reanudamos nuestra actividad en el comienzo de un nuevo curso. Ello supone ilusión y ganas renovadas para conseguir objetivos, retos, resaltando cinco elementos concretos de crecimiento:

Primero y principal, no podemos olvidar que lo más valioso para llevar a cabo cualquier proyecto es el capital humano, El hermano es la prioridad y, vuestra participación y colaboración durante todo el curso en los diversos Cultos y eventos es fundamental para que podamos seguir creciendo.

De igual modo, tenemos como retos del nuevo curso aumentar, aún más, nuestro compromiso social en proyectos de Caridad y Obras Asistenciales, con actuaciones concretas, insertadas y en colaboración con nuestra Parroquia y nuestro barrio, como prioridad que debe de ser para nuestra Hermandad, siguiendo los principios de nuestra Fe. No olvidemos que las Cofradías además de estar cimentadas en el culto, también debemos responder ante las necesidades concretas de los tiempos que vivimos.

Sigamos avanzando en el proyecto de Palio. En este sentido, en el periodo que comenzamos, tenemos que conseguir, con el esfuerzo, tenacidad, participación, compromiso y ayuda de todos un gran paso para la realización de esta gran ilusión que se está convirtiendo en realidad. Granada te espera, Dulce Nombre y, en todos nosotros está el conseguirlo.

Profundizando, igualmente, en nuestra formación como cristianos y cofrades, para lo cual, se está trabajando desde la Diputación de Formación, con el objetivo de poder atesorar conocimientos renovados y más profundos de nuestros valores y patrimonio de nuestra Hermandad.

Por último y no por ello menos importante, se trabaja para incrementar la iniciativa y participación de nuestros jóvenes de cara a este nuevo curso, de manera que encuentren en la Hermandad un espacio de confraternidad y crecimiento en la Fe.

Los retos y objetivos que se nos plantean con este nuevo curso son amplios, sigamos pues engrandeciendo, entre todos, nuestra Hermandad, teniendo siempre como referente nuestras raíces y esencia.

Un fuerte abrazo en Cristo Despojado

 

Carlos Castillo Gómez

Hermano Mayor Hermandad Sacramental de Jesús Despojado