El salón de plenos municipal se llenó este sábado para inaugurar el trimestre más activo de las hermandades de la ciudad. No sólo era presentar el cartel sino encajar en el mismo todo lo que supone esta primera llamada del tiempo precuaresmal de encuentro entre cofrades y de preparativos que nos llevarán hasta el Domingo de Ramos. «Un cartel debe ser una buena fotografía y técnicamente esta lo es», dijo ayer el presentador de este reclamo publicitario salido de la tenaz experiencia del fotógrafo granadino Luis Javier Quesada Raya.

Luis Ignacio Fernández-Aragón Sánchez realizó una exhaustiva alocución en la que no sólo describió y habló de cuanto se observa en la fotografía que preside el cartel sino que también contó «otras historias que no se ven en el mismo».

Fernández-Aragón habló de la historia real de la hermandad y de sus primeros pasos en la jornada del 13 de mayo de 1986 cuando «un grupo de amigos y cofrades iniciamos esta andadura». Puso nombre a todos ellos y a lo que se traslada desde el cartel al observador. Habló de la calle San Antón, lugar donde está realizada, cuando «la hermandad la atraviesa camino de la tribuna oficial».

Observó cómo todos miran a la imagen del Despojado, salida de manos del hispalense Manuel Ramos Corona, «basándose en la imaginería granadina del XX» y de los grandes talleres de Espinosa Cuadros o Sánchez Mesa, después.

Habló de la tradición cofrade de Granada y animó a participar en las filas nazarenas a los granadinos «de manera especial a costaleros y músicos que cuando terminan su período en la cuadrilla o en la banda no deben abandonar la hermandad y seguir vistiendo la túnica de nazareno». Sobre esto último dijo que «no es cosa de niños sino de los adultos comprometidos con la hermandad y con nuestra fe».

Entre las historias manifiestas en el cartel el presentador habló de lo que fue del barrio Fígares, que da cobijo a la hermandad protagonista, hoy prácticamente desaparecido en su origen; de las hermandades del Domingo de Ramos y de todas las demás «porque el cartel evoca por igual a todas las cofradías de Granada». El presentador del cartel fue a su vez presentado por el secretario federativo, Roberto Martín.

En la intervención del presentador también quedó espacio para hablar de la mujer cofrade. En aquel grupo de fundadores y primeros hermanos de la cofradía «hay un amplio número de mujeres cofrades que dieron un paso al frente para reivindicar la presencia femenina en el trabajo y en la participación en la hermandad», dijo Fernández-Aragón, recordando algunos nombres que tuvieron y tienen actualmente un importante peso en la cofradía de la parroquia de San Emilio. La celebración del V Centenario de la realización del Cristo de San Agustín tuvo su reflejo en las palabras de la presentación del cartel.

La intervención de Ignacio Fernández-Aragón fue muy aplaudida por los cofrades. En dos ocasiones el presentador se emocionó recordando a su madre y el gesto paterno de cada Domingo de Ramos al marchar hacia la hermandad.

 

Categorías: Despojado

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.